Te quiero invitar a probar estos dos “autos”… y no es necesario tener licencia o saber manejar, ¡ni siquiera ponerse al frente de un volante! Son dos autos que toda persona necesita en su vida para superar cualquier obstáculo, así como para proponerse metas y alcanzarlas: uno es la AUTOestima y el otro la AUTOconfianza.

 

Escribo esto porque cada una de nosotras somos producto de esos poderosos autos, como si fueran un Ferrari o un Lamborgini. Necesitamos desarrollarlos y trabajarlos para ser más seguras y felices; inclusive, para cuando aparezcan momentos difíciles que nos hagan dudar o sentir mal.

Por eso, entre vos y yo quiero compartirte algunas de mis herramientas para mejorar la autoestima y la autoconfianza.

  • Aceptarme y aprender a quererme. El problema es que no nos gusta lo que vemos en el espejo cada mañana, vemos defectos. Inclusive, para muchas, lo más común es atacarse duramente. Aprendamos a vernos con ojos de amor y a valorar lo que somos, mujeres únicas e irrepetibles.
  • Aprender a confiar más en mí misma. Especialmente, no compararME, no boicotearME, no censurarME ni limitarME; porque sí, muchas veces la persona que más frena y daña mi autoestima soy yo misma. Esa que vemos en el espejo tendrá defectos, pero es una mujer fuerte y luchadora, que debe ser valorada.

  • Convertir lo negativo en positivo. A las experiencias complicadas de la vida podemos sacarles las mejores enseñanzas, que nos permitan crecer y ver oportunidades en medio de los momentos difíciles. Nadie tiene una vida perfecta.. así que, ¡agarremos el toro por los cuernos!
  • Esforzarme para mejorar, salir de mi zona de confort y buscar nuevas metas. Tener el valor de hacer cosas diferentes también fortalece la autoestima.
  • Hacernos conscientes de nuestros logros o éxitos. Muy pocas veces nosotras mismas nos reconocemos lo que hacemos; ser buenas personas, buenas madres, trabajadoras esforzadas y eficientes, etc. Sin pena ni modestia debemos ser capaces de reconocer lo increíbles, valientes y guerreras que hemos sido.

Te dejo la tarea de verte al espejo y admirar la extraordinaria mujer que sos. Es el momento para vencer tus complejos y tus miedos y, especialmente, de ser capaz de admirarte y quererte. De nada sirven los éxitos y las oportunidades si la persona más importante en nuestras vidas (nosotras mismas) no sabe lo increíbles que somos.

Además, si lo que buscás es consentirte un poco y “chinearte” a vos misma te dejo está página donde podés encontrar promociones buenísimas para irte de vacaciones, tratamientos de belleza o relajación, entretenimiento, gastronomía y mucho más.

 

Total
944
Comparte

5 comentarios

  1. Bueno Adrianita ahora q lo mencionas, me doy cuenta q esos autos fueron los q manejé tratando de salir adelante con mis hijos, hoy en día tres profesionales y la fe q tenía q íbamos
    a salir adelante. Todos los días le doy gracias a Dios por ello. Te admiro mucho por luchadora tratando de sacar a tus hijo s adelante . Muchas bendiciones.

    1. Gracias por tu comentario Rosalía, y por lo que nos contás se nota que sos una mujer súper carga. ¡Seguí así! Y muchos éxitos con todo.

  2. Me encantó, no hay nada mejor que sentirte cargada de energía y sentirte bien e importante cada día a cada paso que das en todas tus desiciones lo importante siempre pedirle a Dios por cada día y ser segura y decidida en todo lo que realices!😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

A %d blogueros les gusta esto: