El estrés es una reacción natural que manifiesta el organismo al enfrentarse a una situación desconocida, a un problema o al no poder controlar todo lo que sucede alrededor.

Los médicos han indicado que este puede afectar en mayor o menor medida, en diferentes niveles. Es un proceso inconsciente en el que el cerebro genera una serie de reacciones químicas, con el fin de “huir” de la situación que produce malestar o tensión. El problema se agrava cuando no es posible librarse de ella, lo que lleva al denominado “estrés crónico”.

La buena noticia es que se puede repeler o controlar. Si tenés un pasatiempo este puede ayudarte a lidiar con los síntomas del estrés y, además, representar un beneficio para tu salud.

En mi caso, el baloncesto es una de mis pasiones y, creeme, me ayuda un montón para sacar estrés y tensiones. Tener un pasatiempo no solo ayuda a combatir o liberar la tensión, también aumenta la creatividad, la confianza y la autoestima. A continuación, te sugiero 5 pasatiempos (existen muchos más, buscá el que sea más de tu agrado):

  1. Hacer manualidades: ¡Hay tantas opciones! El moldeado, la pintura, el tejido o el innovador scrapbooking (arte de crear, archivar y decorar fotos y recuerdos en forma de álbum o cuaderno). Este pasatiempo sirve para aprender a ver las cosas de manera diferente, descubrir aspectos y sensaciones de la naturaleza, desarrollar la creatividad y las habilidades.
  2. Bailar o hacer ejercicios: ¡Qué rico! Este lo hago yo y me encanta. Bailar frecuentemente ayuda al desarrollo de la disciplina y el autocontrol. Además, hace que se olviden los problemas, relaja y da energía. Llevar a cabo una rutina ayuda a aliviar la ansiedad, pero debés elegir uno que realmente te guste y con el que sintás cómodo, te motive y te haga feliz, la idea es no sumar más ansiedad ni agobio.
  3. Cultivar o hacer jardinería: Este es un pasatiempo muy gratificante, que contribuye en gran manera a aliviar el estrés, ya que calma la mente; además, el contacto con la naturaleza, los sonidos del entorno, el aire, los aromas de la tierra y las plantas son también aliados ideales para disminuir los niveles de ansiedad. Hay estudios que indican que cultivar un jardín eleva la autoestima, alivia la depresión, mejora las funciones motoras, la concentración, la motivación, la tolerancia al trabajo y la destreza manual.
  4. Pasar tiempo al aire libre: nada mejor que entrar en contacto con la naturaleza: de hecho, es uno de los más sanos y mejores métodos que pueden existir para combatir el estrés. Si aún no lo has intentado, podrías empezar a escalar, pasear en bicicleta, realizar caminatas, ver aves o ¡lo que sea!
  5. Coleccionar: Yo tengo un pasatiempo muy particular: colecciono naipes o barajas de diferentes lugares. Para muchas personas, tener una colección es sinónimo de disciplina, creatividad y competencia. Lo cierto es que coleccionar es uno de los pasatiempos más comunes, sin importar la edad, sexo o condición social. Algunos de los objetos que podés coleccionar son:
    • Postales, afiches, películas o juegos de mesa.
    • Piedras de colores, juguetes miniatura, monedas y billetes.
    • Revistas, fotos o discos.
    • Tazas o artesanías.
    • Zapatos, relojes, bolsas o vasos.
    • Frases o cartas.
    • Lápices o lapiceros.
    • Periódicos de distintos lugares.

Estas actividades requieren concentración, lo que favorece el “despeje” mental de tus problemas o preocupaciones. Si tenés algún pasatiempo, ¡contanos en un comentario!

Consejos antiestrés:

  1. Hacé aquello que te llene y te dé satisfacciones. Concentrate en tus metas, sin distraerte pensando en los errores o en cuánto te falta por terminar. Recordá que se trata de un proceso, no de un examen final. Date tu tiempo y disfrutalo.
  2. Evitá el perfeccionismo. Lo que hacés como pasatiempo no tiene que ser una obra maestra. Es más importante mantener la motivación y la inspiración que el resultado mismo. Disfrutalo y mantenete siempre aprendiendo y creciendo.
  3. Tomate un tiempo para aprender y hacer nuevos amigos. Las reuniones con personas afines podrán ayudarte a intercambiar ideas sobre el pasatiempo que hayás elegido, a mejorarlo o enriquecerlo. La socialización te ayudará a revitalizarte y reconectarte con el mundo que te rodea.
  4. Disfrutá el sabor del logro. Los pasatiempos, más allá del resultado final, producen mucha alegría y nutren espiritualmente.
Total
12
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

A %d blogueros les gusta esto: