En la actualidad, como padres de familia y con tantas herramientas a nuestro alcance, no podemos estar desinformados sobre temas básicos de economía y finanzas, y menos cuando de nuestros hijos se trata. ¿Te has puesto a pensar en cómo lograr que ellos sean adultos con cultura de ahorro y gasto o que puedan planear apropiadamente sus finanzas? Todos deberíamos hacerlo.

Por eso, en esta nota quisiera darte una ayudita sobre cómo enseñarles a tus hijos a mejorar este aspecto, pensando en su futuro. Los expertos han señalado que, de esta forma, podrán tomar decisiones fundamentadas y consistentes al respecto.

Bien dice el dicho que el ejemplo empieza en casa. Así que, si nuestras finanzas son un caos, no podremos ofrecerles a nuestros chicos los mejores consejos. Lejos de lo que pensamos, desde pequeños debemos familiarizarlos con el dinero y su uso, explicarles cómo funcionan las tarjetas de crédito o ir al supermercado con ellos para diferenciar precios; que sepan y entiendan que el dinero no cae del cielo.

El ahorro

A los niños hay que enseñarles a valorar el dinero, explicarles cómo se consigue y de dónde vienen los distintos ingresos. También es válido que aprendan cómo ganarlo, algunas veces ayudando en actividades que puedan tener recompensa; por ejemplo, en casa, ayudando en la limpieza de la ventanas o lavando el carro.

Los expertos recomiendan a los padres enseñar a sus hijos la noción de ahorro de tres maneras: tratar de evitar compras inútiles, guardar la mesada y tener una alcancía. Así que regalarles un “chanchito” es un buen inicio para sus finanzas; ponerles una meta y que, con lo ahorrado, puedan comprarse ellos mismos algo que deseen. Yo llené varios “chanchitos” siendo niña, con mis hermanos, y ¡cómo los aprovechamos después en cosas que nos gustaban!

También podés invertir en un juego de mesa en el que manipulen dinero: Gran Banco, Monopoly, LIFE, etc. Todos esos juegos sirven para enseñarles a los niños cómo invertir, ahorrar dinero y gastarlo inteligentemente.

Ya de adolescentes, se puede empezar a proponerles metas de ahorro y asignarles una cantidad fija de dinero para que la administren, la mesada, y así ellos descubrirán, por sí mismos, que si tienen paciencia, poco a poco irán ahorrando para alcanzar lo que se propongan comprar.

Otra buena manera de introducir a los chicos en el tema financiero es abriéndoles una cuenta en un banco. Mi asesor financiero, el Banco Nacional, te da esa opción, mediante la BN Cuenta, para que tus hijos puedan manejar su propia cuenta y empiecen a depositar ellos mismos su dinero.

No está de más considerar darles pautas para que sepan cómo deben utilizar ese dinero, satisfaciendo necesidades básicas y diferenciándolas de los deseos y antojos. También podés enseñarles a formar un pequeño monto, que el día de mañana les permitirá contar con un ahorro para capital semilla, estudiar una carrera o, al menos, para la primera cuota de la universidad y, a partir de allí, poder financiarse.

¡Animémonos! El dinero no es un tema tabú, como tampoco lo es el manejo de las finanzas desde edad temprana.

 

Total
17
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

A %d blogueros les gusta esto: