Hace unos 10 años, me encontré uno de esos “bultitos” que nadie quiere sentir al hacerme el autoexamen. Claro que pensé en cáncer y claro que me asusté muchísimo, pero luego de varios exámenes, descartamos la posibilidad de que fuera algo más serio, pues era benigno. Lo cuento muy rápido, pero a quienes les ha pasado saben que el mundo entero pasa por nuestra cabeza mientras esperamos el diagnóstico.

Al día de hoy, muchas mujeres siguen sin hacerse el autoexamen; sin terminar de entender que una detección temprana, un pronóstico médico preciso y la identificación de las características del tipo de cáncer que se padece, abrirían la puerta a intervenciones quirúrgicas menos invasivas y agresivas, lo que contribuiría con la calidad de vida y el bienestar emocional.

Para informarte más sobre este tema, conversé con mi amiga Xinia Quesada, presidenta de FUNDESO (Fundación Nacional de Solidaridad Contra el Cáncer de Mama), una fundación dedicada a luchar por la detección temprana de esta enfermedad y la rehabilitación integral de las personas que la sufren.

Xinia me confirmó que el miedo es el principal enemigo de muchas mujeres, pues en sus charlas han encontrado un alto porcentaje que no sabe cómo hacerse el autoexamen o que del todo no lo hace por ese “horror” que sienten de encontrar algo.

Importancia del autoexamen

Datos del Registro Nacional de Tumores indican que para el 2014 se registraron 55 casos nuevos de cáncer de mama por cada 100.000 mujeres. Aproximadamente cada ocho horas una mujer es diagnosticada con cáncer de mama en Costa Rica.

Según Xinia, debemos conocer nuestros senos para poder detectar cualquier signo de alarma, como bulto interno, endurecimiento, asimetría, enrojecimiento y ardor, piel de naranja, fluidos desconocidos, venas crecientes, hendiduras, erosiones en la piel, huecos, hundimiento de pezón o protuberancias. Ella también resalta que “el autoexamen no reemplaza la mamografía o el ultrasonido ni la valoración médica”; por eso, es importante asistir a todos los chequeos de rigor.

Te invito a dejar de lado el miedo e informarte muy bien. Consultá a tu doctor de confianza en caso de duda.

Mujeres de mil batallas

Conocé la historia de Cynthia Sánchez e Ingrid Hernández, dos mujeres de mil batallas:

 

 

La iniciativa de “Mujeres de mil batallas” va de la mano con una campaña de prevención y sensibilización sobre el cáncer de mama. Asimismo, se brindarán los siguientes beneficios:

  • Condiciones especiales de financiamiento (a menor comisión) en el producto BN Soluciones Salud, dirigido a mujeres que se encuentren en la misma situación (sobrevivientes de cáncer de mama que se hayan sometido a una mastectomía) y que opten por financiarse con el Banco Nacional la cirugía reconstructiva.
  • Precio especial al realizarse el tratamiento con el Dr. Allan Pérez Baltodano.
  • Otros descuentos especiales en exámenes preventivos en la Clínica Católica para las clientes que adquieran los servicios pagando con su tarjeta BN Mujer.

Fuentes: FUNDESO, Proyecto de Fortalecimiento de la Atención del Cáncer en la Red de la CCSS, BN Mujer.

FUNDESO: 2233-1692 | www.fundeso.or.cr/

Total
392
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

A %d blogueros les gusta esto: