Si te metiste en el mundo del emprendimiento, hay una regla básica que no podés olvidar nunca: para lograrlo, vas a necesitar redes de apoyo, no podés aislarte. 

En el mundo de los negocios, necesitamos hacer alianzas inteligentes y generar cadenas de buenas relaciones personales y empresariales, y el resultado será fortalecer el producto final.

Para entenderlo mejor, partamos de tres pilares: 

  • Todos necesitamos de alguien y alguien necesita de nosotros. No somos islas. 
  • Para hacer que la vida “funcione mejor” tenemos que descansar y apoyarnos en otros, ceder responsabilidades. Son demasiados pasos, aspectos, detalles como para hacerlo sin ayuda.
  •  Relacionarnos y responder. Dar y recibir. Confesar y perdonar. Alcanzar, abrazar y confiar. Esas alianzas no pueden darse con personas desconocidas. Tienen que ser con aquellos que son afines, que comparten nuestros valores y nuestras metas, que son solidarios y de confianza.

Además, se debe recordar que para trabajar en equipo es necesario reconocer que todos somos diferentes, la autonomía de cada uno de los participantes, el respeto de sus ideas, sus opiniones y valores. 

En el equipo se debe potenciar y compartir la empatía, los deseos de superación, el respeto por los demás, la participación, la inteligencia de equipo y la adaptación al cambio. 

Ahora bien, ¿por qué pensar en la posibilidad de cambio? Pues porque no todo saldrá como esperamos, tendremos que adaptarnos a lo que nos dicte el camino y, con compañía, es mucho mejor.

Mientras todos cumplamos las 5 C del trabajo en equipo, lograremos un mismo objetivo: 

  • Complementariedad
  •  Coordinación
  •  Comunicación 
  • Confianza
  •  Compromiso 

En pocas palabras, el espíritu del equipo al enfrentar cada cuestión o desafío debe ser: “Todos nosotros contra el problema y NO los unos contra los otros”. Tenemos que vencer el miedo a crecer y podemos hacerlo escogiendo a las personas correctas.

Hablando de aliados, no olvidés que mi asesor más cercano es el Banco Nacional, y para todos estos proyectos de emprendedores y ofrecerte el empujón que necesitás para potenciar tu negocio es el mejor aliado. La nueva modalidad de crédito, BN Pyme Fácil, además de ofrecer el financiamiento, brinda a los empresarios herramientas de apoyo y capacitación.

Este producto se puede utilizar para costear:

  • Capital de trabajo: materia prima, inventarios, gastos de operación, entre otros.
  • Capital de inversión: maquinaria, equipos y remodelaciones.
  • Insumos para el sector agropecuario.

Este crédito destaca por solicitar menos requisitos, por lo que es un trámite más sencillo. Asimismo, cuenta con facilidades de garantía para respaldar el proyecto y así ser aprobado sin mayores problemas.

Siguiendo estas recomendaciones, aquí Entre Vos y Yo, te aseguro que podremos llegar mucho más lejos de lo que imaginamos, gracias al trabajo en equipo. 

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: